Así fue la excursión a formigal

Enviado por: Tere Laborda Salimos de casa, sin tiempo, un desayuno rápido, los bártulos en las mochilas, donde nos espera el autobús y un...

Enviado por: Tere Laborda

Salimos de casa, sin tiempo, un desayuno rápido, los bártulos en las mochilas, donde nos espera el autobús y unos cuantos peques, mamás y papás, también trineos, algún ski y muchas sonrisas.
Sobre las 6 y 20 salimos dirección Formigal, miramos el cielo mientras que el paisaje nos enseña que está repleto de nieve, a la izquierda unos nubarrones oscuros, osea hacia donde vamos, nos dice como está el patio.El viaje discurre tranquilo.

Llegamos sobre las 8 y media ,sacamos nuestros almuerzos y la bota de vino.Hace un poco de aire y empiezan a caer unos cuantos copos de nieve. Hay nervios es la primera vez que algunos peques pisan la nieve y además podemos esquiar y deslizarnos por este manto blanco. La pista en plenos Pirineos nos espera, nos acicalamos bien, nos ponemos las botas, gorros y guantes, algun@s alquilan trineo en la propia estación y rápidamente nos adentramos en la magnífica pista.

Primeras caídas, deslizamientos incontrolados por los más mayores y los más osados buscan cuestas más empinadas, hay bastante gente.
Cuando hicimos gana de comer damos cuenta de lo típico en estos casos: tortilla de patata, carne empanada, fruta, dulces....,y el café en el restaurante de cuyas ventanas se podía ver las pistas de esquí.
Salimos otro rato a la pista, sigue nublado y cayendo pequeños copos, hace más frío que antes, los mas mayores vuelven empapados en sudor y mojados, sobre las 15,30 h vamos recogiendo y cambiándonos de ropa, ya nos espera el bus.
Ya sin paradas llegamos sobre las 18 h y cuarto a Rivas.

¿ A dónde la próxima?

Relacionados

Yo estuve allí 9219258329446044770

Publicar un comentario

emo-but-icon

Recientes

Lo + visto

Coment.

SERVICIOS

item